miércoles, 16 de mayo de 2012

SILENCIO POR UN TORERO · JUANITA REINA

Como cada 16 de Mayo, no podía faltar en este CANCIONERO TORERO una canción en recuerdo de José Gómez Ortega “Joselito”, el menor de la dinastía de los “Gallos” que fue el que mayor gloria alcanzó. El día anterior, día de San Isidro, había actuado en Madrid junto a Juan Belmonte y Rodolfo Gaona y la afición de la capital los había despedido, a él y a Juan, con una gran bronca, mostrando su beneplácito con el diestro mexicano. José le comentó ese día a Juan que quizás deberían dejar de actuar en Madrid durante un tiempo pues la afición se mostraba muy exigente con ellos. Al día siguiente, hoy hace 92 años, un toro le quitaba la vida en Talavera de la Reina y todo el “planeta taurino” se puso de luto. De esa brusca manera, convirtiéndose en realidad lo que parecía imposible, terminaba la época que, según los que la vivieron, fue la más gloriosa del toreo, no en vano ha pasado a la historia como la “edad de oro del toreo”. Para recordar a “Joselito” en el aniversario de su muerte, cosa que suele hacerse en todas las plazas de toros que celebran corrida en este día guardando un minuto de silencio, que mejor que hacerlo con una copla monumental dedicada a él y compuesta, por esa magistral “cuadrilla de la copla” integrada por Quintero, León y Quiroga, para la gran Juanita Reina. "Silencio por un torero" fue estrenada por la cantante sevillana hace 50 años, el día 11 de octubre de 1962, en el teatro Cervantes, de Málaga, en la presentación de su espectáculo “Olé con Olé”. Para ampliar la información sobre esta canción y sus protagonista remito al artículo que escribí, tal día como hoy de hace tres años, en el Blog “don Pepe y don José”. El vídeo, que junto a la música recoge imágenes de Joselito toreando y de su multitudinario entierro, está alojado en el canal "mballesterosg".

SILENCIO POR UN TORERO
Quintero-León-Quiroga

Aquella tarde Sevilla
se puso toda amarilla
quebraíta de color.
Y por el aire caliente
su voz clamó de repente
hay que pena y qué dolor.
Silencio en Andalucía,
rezadle un Ave María
y quitarse los sombreros.
ilencio el patio y la fuente,
que está de cuerpo presente
el mejor de los toreros.

"¡Parece que está dormío, Dios mío,
en su capote de brega!"
Y por Gelves viene el río, teñío,
con sangre de los Ortega.
Suspira bajo su velo
la Virgen de la Esperanza
y arría en señal de duelo
banderas la Maestranza.
Y Sevilla, enloquecida,
repetía a voz en grito:
"¡Pá que quiero mi alegría!
¡Pá que quiero mi alegría,
si se ha muerto Joselito!"

Silencio por un minuto,
pintad los campos de luto
el ciprés y el olivar.
De luto las amapolas
de luto Carmen y Lola
Concha, Pepa y Soledad.
Silencio guarda el romero
silencio el torito fiero
y los bravos mayorales.
Crespones en las divisas
silencio pide la brisa
al pasar por los trigales.

"¡Parece que está dormío, Dios mío,
en su capote de brega!"
Y por Gelves viene el río, teñío,
con sangre de los Ortega.
Suspira bajo su velo
la Virgen de la Esperanza
y arría en señal de duelo
banderas la Maestranza.
Y Sevilla, enloquecida
repetía a voz en grito:
"¡Pá que quiero mi alegría!
¡Pá que quiero mi alegría,
si se ha muerto Joselito!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada